EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

Zitlala y la Danza de los Xochimilcas

Marcial Rodríguez Saldaña

Marzo 02, 2017

Su rostro adolescente se teñía de sangre que brotaba casi a borbollones producto de golpes a mano cerrada y a puntapiés que jóvenes le propinaban sin cesar y sin misericordia en la plaza principal de Zitlala –lugar donde abundan las estrellas- al celebrarse el carnaval con la pelea de los Xochimilcas, ritual de una muy antigua tradición que año con año se realiza en la cabecera de este municipio de la montaña baja de Guerrero y entrada a la montaña alta.
1.- Zitlala es uno de los 81 municipios que conforman el Estado de Guerrero, que de acuerdo al último censo -2010- tiene una población de 22 mil 587 habitantes, mayoría indígenas nahuas que hablan esta lengua; al norte colinda con Huitzuco y Copalillo, al sur con Chilapa, al este con Ahuacuotzingo y al oeste con Mártir de Cuilapan y Tixtla; cuenta con una extensión territorial de 308.20 kilómetros cuadrados, lo cual representa el 3.83% de la superficie regional y es equivalente al 0.48% del total de la superficie de todo el Estado; su clima varía de acuerdo con la estación del año, entre húmedo-cálido, subhúmedo-semicálido, cálido y templado; tiene una flora de pequeños bosques y leguminosas donde existen especies como cazahuate, carnizuelo, cuachalalate, entre otros; de su fauna destacan el conejo, venado, zorrillo, culebra de cascabel, tigrillo, tlacoache, zanate, paloma, víbora, iguana, alacrán, mapache, rata y gavilán.
2.- Su actividad económica principal es la agricultura y le sigue la artesanía. Según los datos del mismo censo el 41.9% de la población mayor a 15 años es analfabeta, y 54.5% son mujeres; el grado promedio de escolaridad de la población era de 4.5 años; el 89.9% del total de la población vive en condiciones de pobreza, de los cuales el 32.2% vive en pobreza moderada mientras que el 57.7% en pobreza extrema en gran parte a causa del rezago educativo que existe en el municipio.
La población de este lugar ha jugado un rol importante en distintos movimientos sociales en México, como lo fue su participación en la batalla de Zitlala, que fue una acción militar dentro de la guerra por la independencia de México llevada a cabo el 4 de junio de 1812 cuando los insurgentes comandados por el siervo de la nación José María Morelos y Pavón derrotaron al ejercito realista y luego ya en la Revolución Mexicana se integraron a las fuerzas zapatistas.
3.- Cuentan los pobladores, cuya historia se va trasmitiendo de boca en boca, generación tras generación, que hace mucho tiempo, vecinos de otro pueblo llegaban a Zitlala a robarse a sus mujeres, hasta que un día los hombres se vistieron de damas para enfrenar a los ladrones y fue así que terminaron con esos agravios. En memoria de ese triunfo, es que cada año en la víspera del miércoles de ceniza realizan la Pelea de los Xochimilcas, que consiste en un enfrentamiento entre jóvenes del barrio de San Francisco y sus contornos contra los de los barrios de San Mateo y la cabecera municipal. Los peleadores vestidos de mujer salen de sus barrios danzando por las calles, todos disfrutando del placer del mezcal para resistir la pelea a golpes y se dirigen hacia la plaza principal de la cabecera municipal, ahí se encuentran, se oyen gritos de pelea, los referis se aprestan a separar los bandos para iniciar las peleas, saltan en señal de reto con las manos en alto, se enfrentan en parejas en un lado y en otro.
4.- Las peleas son de verdad, cada xochimilca-zitlalteco defiende con honor y valentía la dignidad de su barrio, se enfrentan con la mayor fuerza y rudeza que su juventud les otorga, el objetivo de cada quien es vencer, derrotar a su adversario, se golpean hasta derribar al contrincante y golpearlo con toda su energía. Los vecinos acompañan caminando a los peleadores vestidos de mujer, quienes danzan al son de la música del chile frito, se concentran en la plaza principal para disfrutar de las peleas como parte de sus costumbres ancestrales. En este año 2017, tocó la celebración este 28 de febrero, y en el entorno de violencia que se vive en la región así llevaron a cabo su festejo, que tuvo que suspenderse por la inseguridad que padecen. Ahí en esa región de la Montaña de Guerrero, aún preservan sus tradiciones, su lengua, sus raíces, a pesar del abandono, de la pobreza en que viven, a veces viendo como sus jóvenes en sus celebraciones se desangran sus rostros.

marcialrodriguez60
@hotmail.com
Twitter: @marcialRS60